La Publicidad, al alcance de todos.

No podemos saber a ciencia cierta si es a causa de la delicada situación económica que sufrimos o por la misma inercia de las nuevas tecnologías, pero la inversión publicitaria hacia los formatos digitales sigue imparable.

Vídeos, móviles, Internet y redes sociales se han convertido en los formatos más demandados para insertar publicidad, mientras que la inversión en los llamados medios tradicionales (televisión, prensa y radio) cae en picado.

Se calcula que la inversión publicitaria en las redes sociales podría llegar este año a los 36,7 millones de euros, mientras que la publicidad en blogs alcanzará los 11,7 millones de euros, y en el caso de los vídeos se llegará a los 29,9 millones de euros.

Aunque algunos ven la crisis como culpable de la caída de los medios de publicidad tradicional al tener un coste mayor que los nuevos soportes, la verdad es que antes de la crisis ya se observaba esta inercia. Las nuevas tecnologías suponen un acceso más directo al público objetivo del anunciante, además de que posibilita, por su menor coste, que cualquier pequeño negocio pueda anunciarse directamente con su posible cliente.

Si todo fuera por la crisis, la caída de la publicidad televisiva no tendría sentido, ya que se ha comprobado que el consumo de horas de televisión ha aumentado considerablemente con la actual situación económica…

Lo que sí es cierto es que ahora cualquiera de nosotros que regentemos un negocio tenemos acceso a esos medios digitales que nos conectan directamente con nuestro público objetivo, aunque seamos una pequeña peluquería, un gran salón o comercialicemos con cualquier producto relacionado con el sector.

“La mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos”.
Philip Kotler, economista y especialista en marketing estadounidense (1931).